Términos y Condiciones de la membresía

ATALAYA – UNA COMUNIDAD NATURAL DE CREENCIAS PRIVADA Y NO INSCRITA

Al unirme a La Comunidad ATALAYA, una comunidad de creencias natural, privada y no inscrita, en adelante La Comunidad, o a cualquier sitio web o grupo de medios sociales iniciado por, creado por, mantenido y organizado por La Comunidad, acepto los términos y condiciones de este acuerdo de miembro con la Comunidad Atalaya, una Comunidad natural de creencias privada y no inscrita, el cuál se detalla a continuación:

Esta Comunidad de miembros ESTABLECE: 

Que nuestro objetivo es proporcionar a los fundadores de la Comunidad y a todos los miembros de la Comunidad una plataforma en la que llevar a cabo todo tipo de ocupaciones privadas e intercambios convenientes con La Comunidad y con otras Asociaciones o Comunidades Privadas y miembros de La Comunidad, manteniendo todas las actividades en el Dominio Privado y utilizando todas las protecciones garantizadas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos (UDHR), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), el pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales (ICESCR) y La Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados (VCLT). Todo ello protege nuestras libertades y derechos a relacionarnos en privado y a proporcionar una plataforma para que los miembros promuevan la actividad y el intercambio en el ámbito privado bajo estas protecciones reconocidas y garantizadas por la Constitución Española y fortificadas por los Pactos y Tratados internacionales a los que se ratifica mediante ésta en su artículo 10.2, así como cualquier protección anterior y actual garantizada por la libertad de pensamiento, conciencia y creencias y las Leyes que protegen los derechos y libertades religiosas en España, como por ejemplo el artículo 510 del Código Penal.

Creemos que las Sagradas Escrituras, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (UDHR), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados (VCLT), el pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales (ICESCR),  la carta de derechos europeos y la Constitución Española garantizan a nuestros miembros los derechos de libertad de creencias absoluta, libertad de expresión, de pensamiento y conciencia, de petición, de autodeterminación, de reunión y el derecho a asociarse y a perseguir libremente su desarrollo económico, social y cultural. Vinculamos la Constitución de España a través de su artículo 10.2 con los diversos Tratados internacionales que protegen los derechos fundamentales, con el propósito legítimo de ayudarnos mutuamente a hacer valer nuestros derechos protegidos por dicha Constitución, Leyes, Pactos, Tratados y Estatutos, así como el derecho a estar libres de registros e incautaciones irrazonables, el derecho a no incriminarnos y el derecho a ejercer libremente todos los demás derechos naturales e inalienables otorgados por el Creador de la naturaleza, y garantizados por dichas Constituciones, Leyes, Pactos, Tratados y Estatutos;

 

Dicho lo cual;

POR LA PRESENTE, DECLARAMOS:

  1. Que estamos ejerciendo nuestro derecho a la «libertad de asociación», el «derecho a la libertad de autodeterminación», y el derecho a la ”libertad de pensamiento”, garantizados por la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), el pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales (ICESCR), la Constitución Española, y la Ley. Esto significa que las actividades de nuestra Asociación no están abiertas al público sino restringidas únicamente al ámbito privado y fuera de la jurisdicción de entidades gubernamentales, instituciones, funcionarios, agentes u otros representantes, tal y como establece la ley.
  2. Que reivindicamos el derecho básico de todos nuestros miembros a decidir por sí mismos de qué miembros de La Comunidad se puede esperar que den sabios consejos y asesoramiento en relación con todos los asuntos, incluyendo, pero sin limitarse a, la educación, la salud espiritual, mental y física, la ley, y cualquier otro asunto, y a aceptar de esos miembros todos y cada uno de los consejos, asesoramiento y sugerencias que consideremos capaces de darnos mutuamente.
  3. Que esperamos la libertad de elegir y realizar por nosotros mismos los tipos de programas educativos y formativos, los tipos de tratamientos que consideremos mejores para diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades y dolencias y para alcanzar y mantener un bienestar óptimo, así como la libertad de elegir por nosotros mismos cualquier tipo de asistencia que se nos pueda prestar en materia de derecho y cualquier otra actividad de ocupación privada. 
  4. Que la misión de esta Comunidad es proporcionar a los miembros un foro para llevar a cabo todos los intercambios convenientes entre los miembros para el beneficio mutuo en el ámbito privado con las protecciones garantizadas dentro de la mencionada Constitución, Tratados internacionales y Pactos que permanecen totalmente intactos. 
  5. Que La Comunidad reconocerá como miembro de la misma a cualquier hombre o mujer natural (independientemente de su raza, color o religión) que se haya unido a esta Comunidad o a cualquier grupo de medios sociales organizado, creado o gestionado por esta Comunidad y que esté de acuerdo con estos principios y valores, siempre que dicho individuo no haya sido sancionado, expulsado o prohibido de cualquier otra forma por La Comunidad, y proporcionará un medio a través del cual sus miembros individuales puedan asociarse para actuar y llevar a buen término los propósitos aquí declarados. 
  6. Que La afiliación a esta Comunidad, «Atalaya, Comunidad Privada de Creencias», y a cualquiera de sus grupos podrá ser rescindida por los Administradores de La Comunidad o por la persona que éstos designen, en cualquier momento, si llegan a la conclusión de que un miembro concreto está interactuando con ellos o con cualquier otro miembro de forma contraria o perjudicial para el enfoque, los principios y la mejora de esta Asociación. 
  7. Que creemos que, dado que La Comunidad está protegida por la Constitución Española a través del artículo 10, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22 y 27, el Pacto Internacional de los derechos civiles y políticos (ICCPR) Artículos 1, 4, 6, 7, 8.2, 11, 18, 19, 21, 23, 27; el Pacto Internacional de derechos sociales, económicos y culturales (ICESCR) Artículos 1, 2, 3 y 4, 11, 12 y 13 y la declaración universal de los derechos humanos (UDHR) Artículos 1, 2, 3, 4, 5, 7, 9, 12, 13, 17, 18, 19, 20, 30, está fuera de la jurisdicción y autoridad de las Corporaciones e Instituciones Locales/ Autonómicas/ Provinciales/ Estatales o federales en relación con todas y cada una de las quejas o reclamaciones contra los Miembros de La Comunidad u otros miembros del personal. Todos los derechos de queja o reclamación serán resueltos por una persona designada por La Comunidad, un comité o un tribunal, y el afiliado renunciará a dichos derechos de queja en beneficio de La Comunidad y de sus miembros.                                                   

Como MIEMBRO ASPIRANTE  

  1. Estoy de acuerdo en unirme a La Comunidad Atalaya, Una Comunidad Natural de Creencias Privada y no inscrita, compuesta por miembros bajo el derecho natural original, que buscan ayudarse mutuamente a alcanzar una mejor salud, prosperidad y calidad de vida.
  2. A los efectos de la presente asociación privada de miembros, cambio voluntariamente mi condición de persona pública por la de miembro privado.
  3. Mis actividades dentro de La Comunidad son un asunto contractual privado que me niego a compartir con los organismos de investigación, administración o ejecución locales, autonómicos, provinciales o estatales. Estoy totalmente de acuerdo en no emprender ninguna acción legal contra un miembro de La Comunidad, a menos que dicho miembro me haya expuesto a un peligro claro o causado daño evidente, con previa recomendación y aprobación de La Comunidad.                
  4. Celebro este acuerdo por mi propia voluntad, sin ningún tipo de presión o coacción. Afirmo que no represento a ninguna agencia Local, Autonómica, Provincial o Estatal cuyo propósito sea regular y aprobar productos o servicios de Dominio Público, o llevar a cabo alguna misión de ejecución, inculpación o investigación. He leído y comprendido este documento, y mis preguntas han sido respondidas plenamente a mi satisfacción. Entiendo que puedo retirarme de este acuerdo y dejar de ser miembro de esta Comunidad en cualquier momento, y que mi condición de miembro puede ser y será revocada si incurro en conductas abusivas, violentas, amenazadoras, destructivas o de acoso hacia cualquier otro miembro de La Comunidad. Estas páginas constituyen el pacto completo de mi afiliación a La Comunidad.  

Acepto que este pacto comienza en la fecha de mi adhesión a «Atalaya, Comunidad de Creencias». Declaro que al unirme a esta Comunidad y/o a los sitios web y/o grupo(s) de medios sociales de La Comunidad, he leído detenidamente la totalidad de este documento y lo comprendo y estoy de acuerdo con él.